Aceite de Onagra: propiedades y beneficios

¿Qué es el aceite de Onagra?

El aceite de onagra es extraído de una planta originaria de América del Norte que recibe el mismo nombre, cuyas semillas son tratadas con una presión en frío para obtener el aceite de éstas sin perder las propiedades por el calor.

Este aceite, es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados de entre los que podemos destacar el ácido linoleico (70 %) y ácido gamma-linolénico (10 %), ambos de la familia de los ácidos Omega 6. Además contiene, aunque en menor proporción, ácido oleico un ácido graso monoinsaturado.

Estos ácidos grasos son precursores de mediadores celulares que se ocupan del correcto funcionamiento y estabilidad de las membranas de las células de nuestro organismo, por lo que es de vital importancia en el desarrollo del sistema nervioso y de otras estructuras de nuestro organismo. Además, cumplen una función muy importante dentro de las labores hormonales de nuestro cuerpo.

Los ácidos grasos esenciales deben incorporarse con la dieta ya que nuestro organismo no los puede sintetizar,por lo que deberemos asegurarnos una alimentación adecuada para garantizarle a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios para un completo desarrollo de sus funciones.

Por ello, y dado que la alimentación es cada vez menos adecuada; podemos aportarle todo lo necesario para el organismo a traves de complementos alimenticios en forma de pastillas. Una forma fácil de asegurarnos un completo aporte nutricional para que no haya carencia de ácidos grasos, ya que ello puede generar diferentes problemas de la piel, problemas circulatorios, cardiovasculares, y del sistema nervioso e inmunitario principalmente.

 

Propiedades y usos del aceite de Onagra

El aceite de Onagra tiene múltiples usos derivados de sus propiedades. Es un aceite esencial rico en ácidos que actúan en muchos procesos de nuestro organismo; por ello, podemos decir que es muy versátil. De entre sus propiedades podemos destacar que es un potente refuerzo para el sistema inmunitario, controla y disminuye los niveles de colesterol y reduce la hipertensión arterial.

Actúa como controlador de la inflamación y por ello es muy útil en el proceso premenstrual aliviando la inflamación y el dolor. Regula la función neurotransmisora del sistema nervioso, y previene del envejecimiento celular prematuro de nuestras estructuras y membranas cerebrales.

Además es un potente hidratante que se usa para problemas dérmicos relacionados que presentan sequedad o el eczema, así como mejora el acné, la caspa o las uñas quebradizas. Frena la caída del cabello y lo fortalece notablemente.

Regula los déficits de ácidos esenciales, mejorando la hidratación de las mucosas, los síntomas de la menopausia se ven reducidos, contribuye también en los problemas de próstata en los hombres, así como con su acción vasodilatadora ayuda a la reparación de estructuras dañadas garantizando una mejor circulación de la sangre, evitando posibles trombosis y coágulos.

Como hemos indicado anteriormente es antiinflamatorio, y por ello responde muy bien en tratamientos para reducir los efectos de las artritis y artrosis, ya que inhibe los procesos inflamatorios, etc.

Como podéis ver sus usos son múltiples y muy diversos ya que se trata de un aceite esencial muy completo y con muchas propiedades.

 

¿Cómo tomar el aceite de Onagra?

Se puede tomar en cápsulas o utilizar como cosmético a nivel dérmico. Es aconsejable que sigamos las recomendaciones del fabricante en cuanto a la dosis que debemos consumir, ya que existen diferentes concentraciones.

En caso de notar algún síntoma que pueda alarmarnos deberemos suspender el tratamiento y ponernos en contacto con personal médico o sanitario para evaluar cualquier daño causado, aunque no suele tener efectos secundarios, no está aconsejado su consumo en ciertas situaciones como vamos a ver a continuación.

 

Contraindicaciones o efectos adversos

No es recomendable su uso en mujeres embarazadas ni en período de lactancia ya que puede alterar funciones durante ese estado. Tampoco es aconsejable para personas que sufran epilepsia ni enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central ya que puede alternar su estado, y tampoco es aconsejable si sufres problemas de coagulación; ya que posee un acción vasodilatadora y podría aumentar los sangrados.

Por norma general, no suele presentar efectos secundarios en quienes lo consumen, pero hay quienes han referido dolores estomacales, diarrea, dolor de estómago o dolor de cabeza, pero es difícil asociarlo a su consumo como tal.

En cualquier caso, siempre es recomendable ponerse en manos de personal sanitario o médico antes de tomar cualquier complemento alimenticio, aunque sea natural, y más si tenemos algún tipo de enfermedad por si pudiera interaccionar con nuestra medicación habitual. Así que consulta con tu médico antes de tomar cualquier complemento alimenticio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…