Aceite de ricino: Propiedades, usos y beneficios

propiedades y usos del aceite de ricino

¿Qué es el aceite de ricino y para qué se utiliza?

También conocido como aceite castor, el aceite de ricino es famoso por sus propiedades como laxante natural aunque también tiene otras propiedades que vale la pena conocer, dado que sus diferentes aplicaciones tienen efectos muy distintos. Además el ricino tiene una larga tradición de sus usos, ya que se usa desde la antigüedad, de hecho ya lo usaban como parte de su medicina los antiguos egipcios, romanos y griegos; además es uno de los ingredientes más utilizados en la medicina tradicional china.

El aceite proviene de la extracción de los ácidos ricinoleicos de la semilla que recibe el mismo nombre. Estos ácidos ricinoleicos son los responsables exclusivos de todas sus propiedades. La planta de ricino es originaria de la India y se conocía como “Palma Christe”, ya que se decía que sus hojas eran similares a la mano de Cristo. Tal vez por ello, se le atribuyen tantas propiedades curativas.

Cabe destacar que hoy en día es muy utilizado en la insdustria, se utiliza para lubricar equipamientos o en la industria textil. También es utilizado como ingrediente para cosméticos, productos del cuidado de la piel y cabello,tratamientos para el cuero, fábrica de tintes, fibras, gomas y barnices.

 

Propiedades y usos del aceite de ricino

Muchas dolencias y enfermedades pueden ser tratadas con este aceite, aunque las más conocidas son el estreñimiento y reducir dolores musculares. Por otro lado es muy utilizado cono antibacteriano, antiviral y funguicida. Se le atribuyen beneficios para la piel, cabello y uñas que explicaremos a continuación; así como propiedades inmunológicas, etc.

A continuación te ofrecemos los usos y beneficios demostrados del aceite de ricino para que puedas sacarle el máximo partido.

Como hemos descrito anteriormente el aceite de ricino se utiliza para aliviar la colitis, para casos de estreñimiento y enfermedades relacionadas con el aparato digestivo. Se aconseja impregnar una compresa en aceite de ricino y situarlo en el bajo vientre debajo de una fuente de calor, como pudiera ser una bolsa de agua caliente. Se aconseja repetir este procedimiento dos veces al día para mejorar los desequilibrios estomacales.

Para reducir los dolores musculares, se utiliza como aceite para masajear la zona por sus propiedades antiinflamatorias resulta un buen aliado para reducir el dolor muscular por contracturas si hacemos un masaje relajante o descontracturante con aceite de ricino. Los dolores producidos por artritis,  pueden aliviarse con el aceite de ricino. Calienta tres cucharadas de aceite de ricino durante 3 minutos en una sartén y moja un paño o algodón para frotarte sobre el área dolorida, siempre que no esté inflamada ni caliente. Cubre la zona con un paño seco y aplica calor, al menos durante media hora, y un máximo de una hora.

Además tiene muchas funciones a nivel médico estético como puede ser para quitar callos en los pies, o eliminar lunares. Según parece, el aceite de ricino suaviza la acumulación de piel muerta en la piel, por lo que reblandece el callo y por ello, resulta más fácil de eliminar. Para ello se recomienda impregnar un apósito en aceite de ricino y dejar durante toda una noche, para que no se mueva deberemos fijarlo bien con esparadrapo y ponernos un calcetín. A la mañana siguiente lima el callo, que estará visiblemente más blando.

Para eliminar lunares, uno de los remedios naturales más conocidos del aceite de ricino, basta con mezclar bicarbonato de sodio con aceite de ricino e impregna la zona del lunar sujetándo un apósito y dejándolo actuar toda la noche. Al levantarte, lávalo con agua templada y repite la operación durante varios días hasta que se caiga solo.

Al ser un excelente hidratante el aceite de ricino se utiliza en numerosos cosméticos para el cuidado de la piel, es un potente antioxidante que nos protege del envejecimiento prematuro de las células. Se utiliza para cuidar pieles atópicas y muy secas por su textura oleosa, así como para quemaduras, orzuelos, herpes, úlceras leves o picaduras de mosquitos.

También se utiliza a nivel capilar para aumentar la densidad capilar y estimular el crecimiento del cabello frenando la caída de éste. El único inconveniente es que su textura grasa puede hacer que se nos engrase demasiado el pelo, por ello es aconsejable aplicarlo por la noche para que actúe los días previos a lavarnos el cabello. Recuerda que es muy importante no lavar el cabello a diario ya que ello nos provocará la caída de este y un retraso en el crecimiento. Además previene y elimina eficazmente la caspa, ayuda al crecimiento y a la regeneración capilar por su alto contenido en ácidos grasos esenciales.

Para el crecimiento de las pestañas, deberemos aplicar aceite de ricino con un pincel de máscara de pestañas todas las noches y no enjuagar. Da un aspecto más voluminoso a nuestras pestañas y acelera el crecimiento. Se puede aplicar también en las cejas si lo deseamos.Para las uñas es muy eficaz para combatir las grietas y estrías que salen en las uñas y regenerarlas.

También se usa para reducir las ojeras haciendo un ligero masaje con movimientos circulares para que penetre mejor, con tan sólo una gotita para ambos ojos. Es aconsejable hacerlo por la noche y lavarnos la cara con agua templada al despertarnos, para eliminar el exceso graso que pueda dejarnos el aceite.

Gran parte de las propiedades del aceite de ricino vienen dadas por la presencia de ácido ricinoleico, un tipo de ácido graso omega 9. Esta molécula es la base del aceite, ya que supone alrededor del 80% de su composición. Es antiinflamatoria, fungicida y antibacteriana, es decir, desinfectante por ello se empleaba también para curar heridas leves.

 

Precauciones por la toxicidad de la semilla de ricino

A su vez, cabe destacar que el ricino tiene una parte en su semilla que es tóxica y puede resultar mortal, por lo que no se pueden comer las semillas. En el proceso para extraer el aceite, se elimina la toxicidad que posee, por lo que el uso del aceite de ricino es totalmente seguro aunque algunos médicos indican que en grandes cantidades puede ser tóxico, sin embargo, podemos afirmar que es seguro, ya que la sustancia tóxica del ricino se encuentra en la semilla cruda no procesada.

 

Contraindicaciones

No está recomendado su uso en personas con ciertas dolencias o estados de salud con peculiaridades como por ejemplo:

  • Mujeres embarazadas o el período de lactancia.
  • Personas con dolores abdominales producidos por inflamación de órganos.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares, o problemas de corazón.

 

¿Puede tener efectos secundarios?

Los efectos secundarios de este aceite pueden ser reacciones dérmicas locales y trastornos intestinales, causando irritación en las paredes del intestino. No está recomendado para los que sufren de cólicos, úlceras, hemorroides, colitis activa, colon irritable, prolapsos o se han sometido a cirugía recientemente.

Al notar cualquier síntoma es aconsejable dejar de aplicar el aceite de ricino y ponerse en contacto con un especialista médico para que evalúe si los síntomas que sufrimos puedan ser debidos al uso del aceite.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…