Los mejores remedios para la tos seca

remedios para la tos

Remedios para la tos seca

La tos es un mecanismo del organismo para intentar evacuar de alguna forma los virus, bacterias o partículas extrañas como el polvo que están en nuestro tracto respiratorio. Generalmente podemos diferenciar entre una tos expectorante y una tos seca. La tos expectorante se produce para mover la mucosidad y conseguir envolver los virus o bacterias para poder expulsarlos a la mayor brevedad posible; mientras la tos seca se produce cuando las vías respiratorias están irritadas pero no hay mucosidad.
Generalmente la tos es un mecanismo del organismo que tiene una función que debemos cumplir, pero a veces resulta ser molesta y necesitamos tratarla. Si la tos es productiva, es decir hace que la mucosidad se mueva, no deberemos tratarla a no ser que sea muy molesta y no nos deje dormir, pero deberemos procurar toser para arrancar el moco y que no se adhiera o se haga crónico.

Podemos optar por tratar la tos durante la noche, que es cuando más molesta resulta, y por el día intentar que la tos cumpla su función expectorante. Por otro lado, la tos seca podemos remediarla con distintos productos. Existen múltiples medicamentos que la tratan según su origen, pero existen múltiples remedios naturales para conseguir aliviar la molesta tos seca.
A continuación te ofrecemos los mejores remedios contra la tos seca, para que sientas alivio y puedas deshacerte rápidamente de la tos, remedios que desde la antigüedad se llevan usando para aliviar la tos y podemos afirmar que contribuyen a la mejoría de la sintomatología.

 

La miel, uno de los mejores remedios para la tos

Existen múltiples alternativas con este ingrediente ya que existe evidencia científica que la miel puede resultar efectiva en el tratamiento de la tos y la irritación de garganta. Por ello, puedes tomarla directamente, aunque a veces causa un poco de picor, por ello recomendamos mezclar la miel con un poco de jugo de limón y aceite de coco. O zumo de limón con miel y agua caliente, aunque no en excesivamente caliente, ya que nos puede molestar las altas temperaturas por la irritación. Existen otras versiones combinando la miel con un traguito de wiskrey o coñac.

También puedes probar con un té de pimienta y miel, aunque este remedio es más propio para la tos con mocos ya que la pimienta estimula la circulación y el flujo de las flemas y la miel actúa sobre la tos. Puedes elaborar el té con una cucharada de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza de agua hirviendo. Deberemos dejarlo reposar durante 15 minutos, después lo colaremos y ya está listo para consumir.
Es muy recomendable hacer vahos ya que el vapor del agua hirviendo suaviza las vías respiratorias y ablanda la mucosidad, aflojando la congestión nasal. Si combinamos este vapor con tomillo o eucaplipto contribuiremos a potenciar sus efectos.

 

Las hierbas contra la tos más efectivas

El tomillo, calma la tos y relaja la musculatura de la tráquea, además actúa contra la inflamación. Puedes hacer vahos como hemos indicado anteriormente, o hacer un té de tomillo. Puedes encontrarlo en prácticas bolsitas o elaborarlo con unas hojas de tomillo machacada. Si consumimos la infusión de tomillo, le añadiremos miel y limón para mejorar su sabor y aumentar los efectos contra la tos.
El mentol, es un extracto que también tiene propiedades contra la tos, ya que adormecen un poco la garganta y hace que no se produzca el reflejo de la tos. Pueden ayudarte también hierbas como la menta, ya que refresca las vías respiratorias, la flor de sáuco o la hierbabuena.

 

Jengibre, un potente descongestionante

El jengibre tiene muchas propiedades y entre ellas está su capacidad antiistamínica y descongestiva. Puedes consumirlo en infusión con limón y miel. Deberás rallar media raíz de jengibre y dejarlo hervir durante 15 minutos, después colarlo y añadir la miel y el limón antes de consumir. Os recordamos que el jengibre tiene un sabor picante por lo que la miel contrarrestará este sabor, si no es de vuestro agrado podéis añadir más miel o más agua.

 

La cebolla, un aliado para la tos sobre todo en niños

La cebolla, tiene múltiples propiedades pero destacamos de entre ellas su capacidad expectorante, desintoxicante y depurativa así como antioxidante por ello, ayuda a controlar la tos y desinflama las vías respiratorias y la garganta.
Existen varios remedios con la cebolla, como cortar una cebolla en la habitación a la hora de dormir y situarla al lado de la cama donde vayamos a dormir, junto con un vaso de agua caliente o un humificador para que se reparta por la habitación los gases que libera la cebolla al ser cortada. Esto frenará la tos, ya que al respirar se producirá una mejoría de la irritación de las vías respiratorias.
También podemos elaborar un jarabe de cebolla y miel con jugo de limón. Rallaremos media cebolla junto con dos cucharadas de miel, el zumo de un limón y agua tibia. Lo consumiremos tres veces al día para controlar la tos. Es aconsejable que la miel y la cebolla reposen durante una noche para potenciar los efectos.
Otro de los remedios es hervir dos cebollas cortadas en trozos durante 20 minutos y consumir el agua resultante con miel y limón.
La raíz de regaliz, también conocido como orozuz, es otro de los remedios más utilizados desde la antigüedad contra la tos, ya que actúa como suavizante de las vías respiratorias y contribuye a la menor irritación de la garganta. Bastará con chupar el palo , o dejarlo hervir durante 20 minutos y beber el agua con un poco de miel y limón.
Como podéis ver el limón siempre está presente y es que actúa contra la tos con sus propiedades antibacterianas, por lo que dicen que chupar un limón con pimienta también ayuda a controlar la tos seca.
Os recordamos que si sufrís asma el vapor puede exacerbar la tos, por lo que recomendamos que probéis con los distintos remedios para encontrar cuál es el más efectivo en vuestro caso.

Recuerda que la tos tiene su función en el organismo, y que deberemos tratar las molestias que produce, pero eliminarla por completo no es la solución; ya que el cuerpo busca sacar la mucosidad que ha envuelto al virus o a la bacteria que se ha introducido en nuestro organismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…