Remedios caseros para una piel sana

Cuida tu piel en 3 pasos

Una piel radiante lista para lucirla en verano

Cuando llega el verano, todos queremos lucir una piel radiante, que además de hidratada luzca suave, tersa y a veces no es tarea fácil dado que los factores externos como la sobreexposición solar, la sal del mar y la contaminación afectan negativamente a la salud de nuestra piel.

Por ello a continuación te vamos a dar los mejores trucos de belleza para que este año luzcas una piel radiante en la playa y presumas de ella.

Es muy importante, estar sano por dentro para que se refleje por fuera. Por ello es importante que hidrates bien tu organismo, y comas todo tipo de frutas y verduras, principalmente, ya que ellos nutrirán a tu cuerpo y tu piel de las vitaminas y minerales que le hacen falta a tu piel para estar perfecta.

Además te recomendamos que sigas estos consejos sencillos para lucir una piel sana que facilitará el bronceado, ya que debemos preparar a la piel para un correcto bronceado; si quieres saber más sigue leyendo y te mostraremos todos los secretos. A continuación te ofrecemos una rutina en 3 pasos para cuidar tu piel, descubre todo lo que pueden hacer por ti ingredientes naturales como estos.

 

Cuida tu piel en 3 pasos

Una rutina sencilla, que no es necesario hacerla a diario, ya que generalmente no tenemos tiempo a diario para hacer todo lo que quisiéramos. Por ello, hemos diseñado esta rutina semanal, que basta con que la hagamos un día a la semana antes de la ducha, para conseguir una piel sana y radiante.

 

Hidratación, con aceite de coco

En primer lugar, es muy importante la hidratación de la piel y para ello tenemos varios trucos caseros que pueden ser de gran ayuda.

El aceite de coco es uno de los más utilizados en la cosmética para hidratar la piel, además es un potente antioxidante que nos protege del envejecimiento celular, por lo que mantiene nuestra piel hidratada. El problema para la mayoría de personas, es que no nos gusta quedarnos con la sensación oleosa de hidratarnos la piel directamente con aceite y para ello, tenemos un truco.

Mezcla tu crema habitual con aceite de coco, y ponte por toda la piel cuando vayas a ducharte. Enciende el agua caliente, y así conseguirás que todos tus poros se abran y penetre de forma correcta el aceite. Si dejas actuar durante dos minutos, después ya puedes ducharte y eliminar esa sensación oleosa de tu piel sin perder todos los beneficios del aceite. Puedes hacerlo también sin mezclarlo con la crema, ya que potenciarás sus efectos, efectos que se notan desde la primera aplicación.

 

Exfoliante natural de sal

Como sabrás nuestra piel, se encarga de eliminar toxinas a través del sudor, y a veces esas toxinas obstruyen los poros formando puntos negros y otras impurezas en la piel; para ello es aconsejable exfoliar la piel, para eliminar las toxinas y además eliminar las células muertas de la piel.

Para ello, es muy importante que la piel esté hidratada. Por ello, recomendamos hacerlo en la ducha después de la hidratación que te hemos comentado anteriormente. Deberemos mezclar sal marina fina con un poquito de aceite de coco para que fluya de forma más suave y no raspe la piel con tanta dureza, además partiremos un tomate por la mitad, y lo utilizaremos como si fuera una esponja para distribuir el producto.

Los ácidos y antioxidantes presentes en el tomate harán que los efectos del exfoliado se reparen con mayor rapidez. Debemos hacer movimientos circulares por todo el cuerpo, y en especial en las zonas de codos, rodillas y talones donde se acumulan más células muertas. Podemos realizarlo también en las manos y pies.

No es aconsejable en el rostro, porque la sal puede ser muy dura para la piel de la cara. Para ello compartiremos otros secretos en futuras entradas.

 

Rehidratación y elasticidad

El último paso para una piel de 10 es la rehidratación y aporte de elasticidad; y esto lo lograremos con una mezcla prodigiosa formada por aguacate, yogur y avena. Con copos de avena triturados los mezclaremos con yogur y aguacate consiguiendo una crema de textura densa. Este paso, es fundamental para las zonas muy secas y es aconsejable hacerlo a continuación del exfoliante, para reparar la piel. Untaremos nuestro cuerpo con esta mezcla y lo dejaremos actuar durante 3 minutos. Lo eliminaremos con agua templada.

Siguiendo esta rutina durante un día a la semana, conseguirás una piel radiante, tersa, hidratada, sin impurezas y con mucha luz.

 

Y para un bronceado rápido…

Además y como colofón final, te ofrecemos un truco casero para aumentar tu bronceado, es fácil, sencillo y muy barato. Se trata de hacer un té negro muy concentrado, que sea bastante oscuro, y rallar unas zanahorias e incorporar un poco de gel de aloe vera. Cuando vayamos a exponernos al sol nos impregnamos la piel de esta mezcla y conseguiremos un bronceado más rápido por todos los beneficios de los ingredientes que os hemos comentado.

Os prometemos futuras entradas con más secretos para conseguir un bronceado radiante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…