Remedios Caseros para el dolor de Estómago

remedios caseros dolor de barriga

Remedios caseros para el dolor de estómago

El dolor de estómago es una patología muy común y extendida que nos atañe a todos y cada uno de nosotros en algún momento. Si bien es cierto, el dolor de estómago puede ser muy diverso y puede tener causas muy distintas. Por ello, debemos saber el origen del dolor, ya que puede deberse a una mala digestión, gases, acidez o a alguna inflamación; entre muchas otras causas.

Estos remedios que ofrecemos a continuación son para dolencias comunes relacionadas con los problemas digestivos y otros problemas que nos pueden causar dolor estomacal. Si sabemos el origen del dolor, es más fácil que acertemos con el remedio que más se adapta al problema. Es decir, si sufrimos gases, nos funcionarán de forma más efectiva los remedios que van destinados a esta patología, por ello debemos probar con qué remedio notamos mejoría de forma más inmediata.

A veces estos dolores de estómago están relacionados con intolerancias alimenticias, por lo que se aconseja, vigilar qué hemos comido con antelación al dolor; para tratar de descubrir el orígen de dicha patología. Además si notamos que perdemos peso, diarreas continuadas o sangrado en las heces, deberemos consultar con un especialista médico que valore el cuadro sintomatológico para poder descartar posibles enfermedades que puedan estar detrás de este dolor.

Además también podemos tener dolores estomacales por estados de nerviosismo, estrés o ansiedad, para ello podemos ayudarnos de infusiones que nos ayuden a relajarnos como la valeriana.

De igual modo, e independientemente del origen del dolor, buscamos que algo nos disminuya los síntomas y que reduzca el dolor, y para ello os ofrecemos 5 remedios naturales para el dolor de estómago.

 

Infusión de Jengibre y limón

La raíz de jengibre es conocida en muchos lugares del mundo por su potente acción antiinflamatoria y digestiva y combinándola con un poco de zumo de limón la hacemos aún más efectiva porque este controla el exceso de acidez, porque por increíble que parezca, el limón es un alimento alcalino aunque por su contenido en ácidos cítricos se piense lo contrario. Su consumo en infusión reduce la hinchazón abdominal, alivia los mareos y calma la sensación de dolor.

Es muy sencilla de preparar, basta con rallar un poco de jengibre y agregar el jugo de un limón, hervir durante 5 minutos y dejar reposar. Podemos colar el resultado o bebérnoslo todo. Las múltiples propiedades del jengibre hacen que se regule el tránsito digestivo y desaparezcan las molestias y el dolor, generalmente ocasionado por trastornos del tracto digestivo.

 

Infusión de manzanilla

Este es un remedio conocido y muy extendido pero es que son tantas las propiedades de la manzanilla que hacen de esta planta medicinal una de las más completas y efectivas en el tracto digestivo. Es muy efectiva contra los gases y flatulencias, y su suavidad no altera el ritmo intestinal, pero favorece la motilidad (los movimientos intestinales) de forma suave. Además es un remedio muy extendido y cómodo ya que podemos encontrar infusión de manzanilla en prácticas bolsitas.

Es importante destacar que no es aconsejable azucarar en exceso las infusiones cuando las tomamos por dolor estomacal, ya que el azúcar contribuye a empeorar el daño causado en la flora intestinal pudiendo ocasionarnos un mayor perjuicio.

 

Agua de arroz

El agua de arroz es una de las bebidas más utilizadas para controlar las diarreas sobre todo en los niños y está muy generalizado su uso ante problemas gastrointestinales. Las propiedades del arroz hacen que mejoren las digestiones y además protege la flora intestinal y el revestimiento estomacal frente a las úlceras. Contiene fibra y antioxidantes que promueven la eliminación de las toxinas para mejorar el funcionamiento gastrointestinal y alivia los procesos diarréicos y otros problemas gastrointestinales.

Podemos prepararla nosotros mismos, hirviendo arroz durante 20 minutos. En el caso de que sea de nuestro agrado podemos batir el arroz con el agua, o simplemente consumir el resultado del agua hervida con arroz. No es aconsejable azucararla en exceso, ya que puede resultar perjudicial.

 

Bicarbonato de sodio y limón

Tomar un vaso de agua con bicarbonato de sodio y limón puede aliviar el dolor estomacal, sobre todo cuando el origen son las flatulencias o una digestión pesada por una comida demasiado copiosa. Aunque parezca increíble los gases que desprende el bicarbonato ayudan a que se eliminen los gases que el organismo tiene dificultad en explusar por una digestión lenta o por comidas copiosas o muy grasientas.

La combinación de bicarbonato de sodio con limón es uno de las soluciones número uno para calmar los síntomas estomacales, como por ejemplo la acidez y combinado con el limón se potencian los efectos; dado que el limón es un potente desintoxicante estomacal. Su efecto alcalino reduce de forma instantánea la acidez y favorece el equilibrio de la mucosa que recubre el estómago.

 

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los alimentos con propiedades alcalinas, estas propiedades hacen que mejore el tránsito intestinal y por consecuencia suelen contribuir a la mejoría de los síntomas de diferentes problemas gastrointestinales ya que regula el pH natural del estómago y disminuye la presencia de gases en el tracto digestivo.

No es aconsejable consumirlo de forma directa, por lo que deberemos diluirlo con agua para que lo tolere mejor el estómago y pueda beneficiarse de todas sus propiedades.

Además de todo lo descrito anteriormente, prueba con llevar una dieta sana y equilibrada sin muchas grasas y salsas que puedan estar haciéndole daño a tu organismo. No abuses del picante ni de las grasas y seguramente mejoren tus dolores estomacales.

 

Otras recomendaciones para el dolor de barriga

Es aconsejable que vigiles también tus heces y la habitualidad con la que vas al baño, porque el estreñimiento puede ser el culpable de tus dolores. Para ello te recomendamos que consumas alimentos ricos en fibra que ayuden a tu organismo a eliminar las sustancias de desecho con normalidad.

Si ves que tus dolencias no desaparecen, es aconsejable que te pongas en contacto con personal médico para que valore tu situación. El calor localizado disminuye también la intensidad del dolor provocado por la inflamación, por lo que puedes probar ayudándote de una bolsa de agua caliente o compresas impregnadas en agua caliente.

Esperamos que estos remedios sean de tu ayuda, y consigas librarte del dolor de estómago.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…