Remedios para el dolor de garganta

remedios caseros para el dolor de garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta

Los dolores de garganta son una de las razones más comunes por la cuales la gente va al médico, sus causas pueden ser muy diversas y debemos tener en cuenta si tenemos o no infección para poder tratar el dolor correctamente.

Los dolores de garganta se pueden deber a inflamación o irritación o además que exista infección. Las causas son principalmente víricas, es decir, los virus son los principales causantes del dolor de garganta.

Existen muchos remedios naturales que pueden aliviar el dolor de garganta de forma natural, por ello vamos a explicar a continuación todo lo que te puede ayudar de forma eficaz.

 

Causas más comunes del dolor de garganta

Las causas más comunes como antes hemos destacado son las infecciones víricas pero también pueden ser debidas a un ambiente seco o contaminado, a alergias como el polvo, polen u otros agentes presentes en el ambiente.

Fumar es uno de los factores que aumentan los dolores de garganta por la irritación que producen las sustancias nocivas que contiene el tabaco.

La exposición al frío o el estar en contacto con personas que puedan tener infecciones de garganta, o gripes  aumenta nuestra predisposición a contagiarnos más si tenemos el sistema inmunológico debilitado.

Otras causas por las que nos puede doler la garganta es por sufrir amigdalitis, conocidas como anginas, o sufrir de reflujo gástrico ácido ya que nos produce irritación de garganta o padecer una inflamación con infección bacteriana como faringitis estreptocócica o laringitis.

 

El dolor de garganta y sus principales síntomas más comunes

El dolor de garganta es un síntoma en sí pero no todos los dolores de garganta son iguales y algunos son más graves que otros.

El dolor de garganta puede ser bien distinto, de hecho puede ir desde una leve molestia o sensación de rasposidad, dolor al tragar, sensación de sequedad, afonía (voz ronca) hasta dificultad para tragar o inflamación de las glándulas o conductos del tracto respiratorio

El dolor de garganta suele ser uno de los primeros síntomas de estar sufriendo un resfriado común y de la gripe que a veces cursa con fiebre, secreción nasal, congestión, dolor de cabeza, dolor abdominal o vómitos. Si tu dolor de garganta va asociado a una tos seca, aquí tienes los mejores remedios para la tos seca persistente.

 

Remedios caseros más efectivos para el dolor de garganta

Beber líquidos calientes ha sido siempre uno de los consejos más empleados por nuestras abuelas y es que funciona por su efecto calmante, pero realmente funciona cuando el dolor de garganta viene asociado a un resfriado común o gripe, ya que el hecho de beber líquidos nos ayudará a hidratarnos y a que fluidifique el moco y sea más fácil de expulsar. Por ello recomendamos beber mucho líquido, puedes ayudarte de tés o infusiones como el menta poleo, o eucalipto y endulzarlo con miel para suavizar la garganta.

La miel, como hemos indicado anteriormente, actúa como suavizante de la garganta por su espesor al pasar por la garganta, además si usas miel de manuka puedes beneficiarte de sus propiedades antibacteriana. Infórmate en profundidad sobre las propiedades de la miel de manuka aquí.

Para un alivio rápido del dolor de garganta, hacer gárgaras con agua tibia y la mitad de una cucharadita de sal, este antiguo remedio es muy eficaz para combatir el dolor de garganta.

Usar un humificador siempre ha ayudado a las patologías de las vías respiratorias, y es que la humedad ayuda a disolver la mucosidad y hacerla menos espesa y fácil de eliminar. Además si agregamos aceite esencial de eucalipto o mentol podremos ayudar de forma más efectiva a desprender el moco. Debemos vigilar la limpieza de estos aparatos para que no se generen bacterias y proliferen en el ambiente húmedo.

 

¿Alimentos calientes o fríos para el dolor de garganta?

Pues aunque parece contradictorio ambos dos funcionan, el calor es calmante y el frío nos adormece por lo que pueden funcionarnos ambas cosas, trata de probar con cuál de ellas te sientes más cómodo y recuperado.

Beber o comer cosas frías alivia la garganta irritada, siempre y cuando no tengamos síntomas de resfriado, como rinitis o mocos, malestar general o dolor de cabeza. El hielo actúa como calmante, porque nos adormece y refresca la garganta. Podemos optar por zumos o smoothies frescos de fruta.

Las bebidas calientes como tés o infusiones suelen calmar los dolores de garganta. Puedes optar por la manzanilla, de la que puedes observar todas sus propiedades aquí.

También puedes probar con té de eucalipto, menta o regaliz, todos estos son antioxidantes y antiinflamatorios, ayudan a mejorar la capacidad respiratoria y la unción pulmonar.

Existen en el mercado multitud de soluciones para el dolor de garganta, como sprays con antiinflamatorios o pastillas que nos calman el picor y enrojecimiento, pero nada como un buen caldo caliente y unos caramelos de miel y limón para acabar con el dolor de garganta.

Es importante que si el dolor persiste más allá de tres o cuatro días o tienes fiebre, acudas al especialista para que determine si hay alguna complicación o infección como amigdalitis o cualquier virus o bacteria para la que podría recetarte antibióticos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*